• Catedral de Toledo

                         Catedral de Toledo

  • Catedral de Toledo

             Catedral de Toledo

  • Catedral de Toledo

                                     Catedral de Toledo

  • Catedral de Toledo

                        Catedral de Toledo

  • Catedral de Toledo

                         Catedral de Toledo

DIRECCIÓN

C. Cardenal Cisneros s/n

TELÉFONO

925 222 241

PRECIO

10,00 €

HORARIO

Lunes a sábado > 10.00 a 18.30 h
Domingo y festivos > 14.00 a 18.30 h

OTROS DATOS DE INTERÉS

> Domingo de 14.00 a 18,30 h 2,5 € ciudadanos españoles
> Acceso a minusválidos
> Entrada completa 12,5 € incluye subida a la Campana Gorda.

Monumentos

CATEDRAL DE TOLEDO

La catedral de Toledo, llamada también Catedral Primada de España, sede de la Archidiócesis de Toledo, es un edificio de arquitectura gótica, considerado por algunos como la opera magna del estilo gótico en España. Su construcción comenzó en 1226 bajo el reinado de Fernando III el Santo y las últimas aportaciones góticas se dieron en el siglo XV cuando en 1493 se cerraron las bóvedas de los pies de la nave central, en tiempos de los Reyes Católicos.

Alberga el Museo Catedralicio donde podemos visitar varias colecciones de arte situadas en la Sacristía, la Sala Capitular, el Coro y la Capilla Mayor, con obras de importantes artistas como Goya, Tiziano, Zurbarán, Rubens o Rafael; aunque, sin duda, entre todas las obras destaca la Custodia de Enrique de Arfe que se halla en el Museo-Tesoro.

VIDRIERAS DE LA CATEDRAL DE TOLEDO

Los vitrales o vidrieras de la Catedral de Toledo constituyen una obra de arte muy hermosa e importante. Esta catedral es uno de los edificios castellanos que más vidrieras medievales ha conservado. Su realización va desde el siglo XIV al XVII, más las restauraciones del XVIII, con una evolución propia del transcurrir de los años y los cambios de estilo, dando al conjunto arquitectónico una luz ambiental desconocida en otros templos.

Las vidrieras más antiguas y también las más apreciadas por su belleza son las del rosetón del crucero (sobre la puerta del Reloj) y algunas de la girola, aunque éstas tienen un colorido más apagado. Después están las de la capilla mayor y las del brazo norte del crucero por el lado este que presentan unas enormes figuras de santos y apóstoles.

Muchas de las vidrieras del siglo XV aparecen documentadas. Se sabe que en las de la capilla mayor y algunas del crucero trabajó el vidriero Jacobo Dolfin y su criado Luis y en las del crucero meridional y algunos ventanales de la nave mayor por el lado de la epístola, los maestros Pedro Bonifacio, Cristóbal, y el monje alemán Pedro. Más tarde aparece la participación local del toledano maestro Enrique.

Las vidrieras pertenecientes al siglo XVI están confeccionadas con dibujos renacentistas. En ellas trabajan maestros reconocidos como Vasco de Troya (en 1502), Juan de Cuesta (en 1506) y Alejo Ximénez (en 1509-1513) que fabrica las de las naves laterales y las de la fachada oeste. Las vidrieras del rosetón y puerta de los Leones son obra de Nicolás de Vergara el Mozo.

A comienzos del siglo XVIII se siguen haciendo vidrieras para restaurar las que se habían estropeado. El artista Francisco Sánchez Martínez (uno de los últimos vidrieros de la catedral) fue uno de los buenos restauradores, aunque ya no se producen innovaciones y los modelos se repiten. Durante los años de Guerra Civil Española las vidrieras sufrieron mucho deterioro pero en los últimos años del siglo XX se hizo una gran labor de restauración y recuperación dando al conjunto la brillantez de otros tiempos.

VIDEOS DE LA CATEDRAL DE TOLEDO

+ INFO