• Convento de las Capuchinas en Toledo

    Convento de las Capuchinas

  • Convento de las Capuchinas en Toledo

                         Convento de las Capuchinas

  • Convento de las Capuchinas en Toledo

    Convento de las Capuchinas

  • Convento de las Capuchinas en Toledo

    Convento de las Capuchinas

  • Convento de las Capuchinas en Toledo

                          Convento de las Capuchinas

DIRECCIÓN

Plaza de las Capuchinas, s/n.

TELÉFONO

PRECIO

HORARIO

OTROS DATOS DE INTERÉS

No visitable

Conventos

CONVENTO DE LAS CAPUCHINAS

El Convento de la Purísima Concepción, también conocido como de las Capuchinas por la congregación de religiosas que habitan entre sus muros, fue fundado originariamente por unas monjas de esta orden que llegaron desde Madrid, en marzo de 1632, a instancias de Doña Petronila Yáñez, viuda de Don Pedro Laso Coello y vecina muy acaudalada de Toledo. Ella las instaló en su casa de manera provisional en la que habilitó también una Iglesia. En 1635, fueron trasladadas a otras casas y en 1655, el Cardenal Pascual de Aragón, quien está enterrado en su Iglesia, las llevó a otras casas que compró a Don Juan de Isasaga y Mendoza. Finalmente, este mismo Cardenal, siendo ya Arzobispo de Toledo, comenzó a construirles el convento y la Iglesia que hoy contemplamos, comenzando las obras en 1666 y acabando en 1671 las del templo y en 1673 las del convento.
El edificio, construido en ladrillo por el arquitecto Bartolomé Zumbigo y Salcedo (quien se convertiría en maestro de obras de la Catedral), presenta una fachada que en la Iglesia cumple la función de retablo. La portada está rematada por un frontón6 en forma de triángulo con un óculo7 en el centro. En la hornacina que vemos, hay una Virgen Inmaculada cuya obra se atribuye al escultor madrileño Manuel Pereira.

Ya en el interior, su planta es rectangular y consta de una sola nave cubierta con una bóveda de medio cañón con lunetos8. El retablo mayor es obra del italiano Virgilio Fanelli, mientras que las pinturas son de Francisco Rizzi.

Por otro lado, los lienzos que hay en los laterales son armarios en cuyo interior se guardan numerosos relicarios.

Por Lourdes Morales Farfán