Lugar

Museo de Santa Cruz, Toledo

Año

1608 - 1613

Técnica

Óleo sobre lienzo • Manierismo

Dimensiones

348 × 174.5

Periodo toledano tardío

Inmaculada Concepción

La Inmaculada Concepción era una de las imágenes predilectas del arte de la Contrarreforma, a la que servía El Greco. La Virgen María se sitúa en el centro del lienzo, acompañada por ángeles, querubines y la paloma del Espíritu Santo. A sus pies se encuentran varios símbolos marianos, como la luna. San Juan Evangelista está presente en esta obra, es una figura de gran naturalidad. La belleza del rostro de la Virgen contrasta con el gesto sereno y un poco adusto del apóstol.