Lugar

Bowes Museum, Barnard Castle, Reino Unido

Año

1580-1586

Técnica

Óleo sobre lienzo • Manierismo

Dimensiones

109 cm × 90 cm

Periodo toledano inicial

LAS LÁGRIMAS DE SAN PEDRO

Esta obra repite el esquema de la Magdalena penitente: una cueva y un paisaje ocupado por un ángel. Incluso la postura de ambas figuras es similar, ambas elevan su mirada hacia el cielo y unen sus manos en actitud orante.

El centro de atención de esta obra es el apóstol san Pedro, que manifiesta gran espiritualidad. Se encuentra lamentando su negación de conocer a Cristo. Sus brazos demuestran una gran maestría muy próxima a la Escuela veneciana. El recurso de perspectiva es idéntido al empleado por otros artistas del Manierismo, lo que convierte a esta obra en una pieza perfecta para los propósitos de la Contrarreforma.