magdalena El Greco

Lugar

Museo de Bellas Artes de Budapest - Hungría

Año

1576 - 1578

Técnica

Óleo sobre lienzo - Manierismo

Dimensiones

164 cm x 121 cm

Periodo toledano inicial

MAGDALENA PENITENTE

A su llegada a Toledo, El Greco comenzó a ganar fama como pintor de íconos que la Contrarreforma tanto necesitaba. En esa línea, la Magdalena penitente era el perfecto vehículo para representar a una pecadora arrepentida. Por lo tanto, se convirtió en una de las imágenes más solicitadas de la Iglesia, que necesitaba crear en su feligresía el sentimiento de culpa y penitencia que la santa representa.

La figura de la santa se recorta sobre una roca, envuelta en un gran manto azulado que deja al descubierto sus hombros. Con una calavera y los Evangelios en la mano, también porta el aceite con el que ungió a Jesucristo.

El rostro de la santa recuerda a Tiziano, aunque el pintor comienza a desarrollar su estilo propio por medio de crear una figura amplia y estilizada, pero con dedos largos y huesudos. Aunque la atmosféra general del cuadro es típicamente veneciana, el estilo de El Greco ha comenzado a particularizarse.