Lugar

Museo del Prado, Madrid

Año

1609-1613

Técnica

Óleo sobre lienzo • Manierismo

Dimensiones

65 cm × 55 cm

Periodo toledano tardío

Retrato de Jerónimo de Cevallos

Es considerado uno de los mejores retratos de El Greco. Representa a Jerónimo de Cevallos, destacado jurista natural de Escalona del Alberche (provincia de Toledo), que además descolló como escritor y concejal del ayuntamiento de Toledo. De acuerdo a varias fuentes, se sabe que fue amigo y protector de Jorge Manuel, hijo del pintor.

El rostro de Cevallos es el centro de la composición. Los ojos y las orejas del retratado están a diferente altura, lo que dota de un extraordinario realismo a la obra. La figura se recorta sobre un fondo neutro, al estilo de Tiziano y la Escuela veneciana. Los tonos oscuros y la pincelada suelta permiten captar magníficamente la psicología del personaje, lo que convierte a este en uno de los mejores retratos del cretense, superado solo por El caballero de la mano en el pecho (h. 1577-1584).