Lugar

Museo del Prado, Madrid

Año

1597-1600

Técnica

Óleo sobre lienzo • Manierismo

Dimensiones

35 cm × 26 cm

Periodo toledano tardío

Retrato de un fraile

Este monje anónimo, probablemente trinitario o franciscano, está pintado con una enorme naturalidad, que casi presagia la obra de Velázquez o Goya. Este pequeño cuadro recoge casi exclusivamente la cabeza y el busto del religioso, lo que resalta su expresión a través de sus vivaces ojos. Las pinceladas son vigorosas y el fondo oscuro, iluminado únicamente por un foco de luz que realza los tonos de blanco y el rostro.