Lugar

Museo del Prado, Madrid

Año

1609

Técnica

Óleo sobre lienzo • Manierismo

Dimensiones

90 cm × 77 cm

Periodo toledano tardío

San Juan Evangelista

Es una obra muy similar a la que se encuentra en la catedral de Santa María de Toledo. Destaca el fondo nebuloso que resalta la figura en medio cuerpo del apóstol san Juan, quien porta un cáliz con un dragón, lo que alude a la copa envenenada que se le hizo beber en prisión, de la que salió indemne. El carmesí y el verde amarillento enlazan la obra con el Manierismo. Es una obra de factura rápida y esbozada, basada en los conceptos de luz y espiritualidad reinantes en la obra del cretense.