Lugar

Museo Metropolitano de Arte, Nueva York

Año

1608-1614

Técnica

Óleo sobre lienzo • Manierismo

Dimensiones

224,8 cm × 199,4 cm

Periodo toledano tardío

Visión del Apocalipsis

Este cuadro fue pintado en los últimos años de vida de El Greco, para un altar lateral de la iglesia de san Juan el Bautista extramuros de Toledo.

En el siglo XIX, la pintura pertenecía a Antonio Cánovas del Castillo, primer ministro de España. Insatisfecho con el pobre estado de conservación de la pintura, hizo que la «restauraran» alrededor del año 1880. La restauración quitó al menos 175 centímetros, dejando a Juan el Evangelista enfáticamente apuntando a ninguna parte. Fue esta extraña rareza en la composición lo que quizás intrigó más a los espectadores modernos y contribuyó a su fama entre los modernistas.

Después de la muerte de Cánovas en 1897, la pintura fue vendida por mil pesetas a Ignacio Zuloaga, un pintor decisivo en el renacer del interés europeo en El Greco. La pintura puede verse en el fondo de su obra Mis amigos, representando a varios miembros notables de la Generación del 98. Se sabe que Zuloaga mostró la pintura a Pablo Picasso y Rainer Maria Rilke. Declaró que poseía un «poder visionario» que lo hacía «precursor del modernismo». En 1956, el Museo Zuloaga vendió esta obra de arte al Museo Metropolitano de Arte en Nueva York, donde actualmente se exhibe.

Antes del año 1908 esta pintura recibía el nombre de Amor profano. Cossio tuvo dudas sobre el título y sugirió el de Apertura del Quinto Sello. El Museo Metropolitano, donde se guarda el cuadro, comenta: «el cuadro está inacabado y muy dañado y corroído».