Damasquinados de Toledo

El damasquinado es arte heredado de los árabes, bajo su dominación en el siglo VII. El nombre de “damasquinado” viene de Siria de la ciudad de Damasco, donde surgió este arte.

Damasquinados de Toledo

Toledo domina muy bien esta técnica que consiste en incrustar hilos o laminas de metales finos, casi siempre de oro y de plata, sobre un soporte de hierro o acero.

En estos soportes se dibujan los motivos con una cuchilla para hacerle los surcos para luego posteriormente introducir los metales. Es una técnica que precisa mucha práctica, paciencia y amor.

En el Museo del Ejército se conservan espadas adornadas con damasquino, obra del artesano Domingo Sánchez, de gran valor y belleza.

Durante el Renacimiento y el Barroco, el damasquinado se utilizo para crear accesorios de joyería y orfebrería, realizándose una gran cantidad de cajas, joyeros, arcones y cofres.

En Toledo el damasquinado resurge durante el siglo XIX, en la fábrica de armas “Santa Bárbara” que fue fundada por el Rey Carlos III.

Desde entonces hasta la actualidad, Toledo, es el mayor foco de producción de damasquino del mundo y donde se realizan la mayor diversidad de piezas.

Oro de Toledo, así se conoce esta importante industria de esta artesanía que suministra este arte a todas las tiendas de España donde se vende artesanía toledana como souvenir.

VIDEOS DAMASQUINADOS DE TOLEDO

Si no te quieres perder nada de lo que ocurre en Toledo suscríbete a nuestra Newsletter.

¿DONDE COMPRAR?