+ info

DIRECCIÓN
Paseo de la Basílica, s/n

TELÉFONO
925 222 241

OTROS DATOS DE INTERÉS
Acceso a minusválidos

Ermita del Cristo de la Vega

Sobre la antigua Basílica visigoda de Santa Leocadia de Toledo, se levanta hoy la Ermita del Cristo de la Vega, de cuya fábrica primitiva se conserva un bello ábside mudéjar. Según la tradición, en este lugar se enterró el cuerpo de la Santa en el siglo IV, y en ella se celebraron los famosos Concilios de Toledo.

Según la tradición, cuando fue martirizada la virgen Leocadia en el siglo IV, los cristianos enterraron su cuerpo en este lugar, levantando sobre ella una ermita. El rey visigodo Sisebuto, estimulado por San Eladio obispo, levantó una basílica muy suntuosa en la que tuvieron lugar algunos de los famosos Concilios de Toledo.

El primitivo templo visigodo fue reedificado en 1166 y conserva de esta época el ábside mudéjar, decorado exterior e interiormente, con cuatro órdenes de esbeltas arquerías ciegas, apreciándose también restos de policromía.

Posteriormente, el edificio sufrió repetidas ruinas y reedificaciones: en el siglo XV lo restauró Mendoza, en el XVIII se hizo de nuevo, tras la Guerra de Independencia hubo que volver a reedificarlo, destinándose entonces como ermita bajo la advocación del Cristo de la Vega.