+ info

DIRECCIÓN
Calle Real del Arrabal, 1

OTROS DATOS DE INTERÉS
No visitable

Ermita de la Virgen de la Estrella

Los orígenes de la Ermita de la Virgen de la Estrella se remontan al siglo XIV, cuando es construida por la cofradía de hortelanos.

Además, cita Sixto Ramón Parro en su “Toledo en la mano” que en su día tuvo agregado un hospitalito para acoger a los pobres de noche.

Sin embargo, Ermita de la Virgen de la Estrella, a finales del siglo XVI, la antigua ermita fue derribada y ya en el siglo XVII se construyó el actual templo barroco,

perteneciente a la Iglesia de Santiago el Arrabal, bajo las trazas de Juan Bautista Monegro. Con planta de cruz griega, es notable su sobriedad externa de fábrica de ladrillo y piedra labrada en la portada.

Sobre ésta, destaca una hornacina que alberga a la Virgen con el Niño.

Tiene una planta cercana a una cruz griega. Pero, al prolongar la nave y presbiterio, respecto a los brazos del amplio crucero, queda potenciada la axialidad de la edificación, en el sentido del eje longitudinal pies-testero;

lo que hace que se pierda la posible idea de planta centralizada, sobre todo al sumar, tras el presbiterio y el citado eje, el camarín de la Virgen.

En Navidad, merece la pena acercarse a ver el Belén que se coloca en la capilla. Además, en el mes de mayo se celebran sus fiestas,

con una duración de nueve días que terminan con una procesión que se lleva a cabo el cuarto domingo de mayo.

Por Lourdes Morales Farfán